lunes, 22 de junio de 2009

AISHA, antes y depués

Esta galguita se llama AISHA. Llegó a nosotras con unos picores tremendos que pronto hicieron que perdiera gran parte de su pelo hasta mostrar una dañada piel ulcerada.
Durante tres meses hemos estado haciendo repetidas analíticas y cambiando de tratamientos hasta encontrar aquello que pudiera librarla de sus padecimientos.

Afortunadamente, AISHA, se ha recuperado totalmente y, lo que es mejor, ya ha encontrado un hogar gracias a la colaboración de GREYHOUNDS IN NEED, a los cuales les estamos tremendamente agradecidos.

En las fotos podéis ver cómo estaba y como se recuperó finalmente. Se convirtió en una galga preciosa.

Desde aquí hacemos un llamamiento por la adopción de galgos como animales de compañía. Animales que sufren graves malos tratos y torturas y que parecen perdonar con su gran amabilidad y cariño todo lo padecido entregando sin medida su amistad.

1 comentario:

Fiore y Jata dijo...

Que suerte tuvo al dar con vosotros