miércoles, 12 de diciembre de 2012

VIEJITO EN LA PERRERA


Una vez más, necesitamos vuestra ayuda, y en esta ocasión urgentemente.

Este pobre viejito ha llegado a la perrera. Lo encontró una pareja y lo acercó al veterinario para ver si tenía chip. Desafortunadamente, no.

Lo que sí tenía eran cataratas, los oídos sucios, muy pocos dientes y diez años encima.

El pobre os podéis imaginar cómo lo está pasando en la perrera. Muerto de miedo, todo el día temblando.

Lo tenemos con comida blanda de lata, porque las bolas de pienso no las puede roer.

Por favor, ayudarnos a difundir su foto, a ver si alguien lo reconoce.

En la perrera no puede estar. Es súper pequeño, pesará dos kilitos. Lo tenemos encerrado para que no le hagan daño los demás perros, simplemente con que le pisen, ya va listo. Y, continuamente encerrado, no puede vivir, y, mas con el frío que hace en la perrera.


Si en unos días no aparece su propietario o alguien que quiera adoptarlo, nos veremos obligadas a eutanasiarlo. Por favor, ayudarnos a ayudarle. Difundir su caso.

Gracias
RECAL

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con que el chip no es barato,pero yo tengo dos perritas(x supuesto con chip) y solo de pensar que cualquiera de las dos pudiera estar en la situacion de este probrecito hace que merezca la pena gastarse el dinero.