domingo, 26 de mayo de 2013

CACHORRITOS EN LA PERRERA



La vida no es justa.

¿Por qué estos cachorros deben crecer en la perrera, entre rejas? ¿Por qué estos enanos deben crecer sin una familia? Son demasiado pequeños para esta clase de vida, la vida en la perrera.



NIKITA vino de la calle. Ella vagaba sóla, muerta de miedo. ¿Por qué?


NEGRI fue recogida en el campo, junto a su hermano, CORSO, adoptado a los pocos días de llegar. ¿Por qué ella no puede ser adoptada también?

Y, esto es todo lo que podemos preguntarnos a nosotros mismos, ¿por qué?




No entendemos como algunas personas pueden dejar preñar a sus hembras si no están seguros de poder dar en adopción a todos los cachorros. Vivimos un mundo de locos, en los que los que peor parados salen son los animales, donde los pequeños sufren.





¿Por qué?
RECAL  

No hay comentarios: