sábado, 22 de junio de 2013

MORA


La leyenda de que perros y gatos no pueden vivir juntos es cierta en este caso. A MORA no le gustan los gatos. De hecho ella hizo daño a uno de ellos.





Ella solía vivir en una parcela con perros, gatos y otros animales. Hasta que un día, pasó lo que pasó.


Entonces su propietario no aguantó más y la llevó al veterinario para eutanasiarla. 

Sin embargo, éste nos llamó intercediendo para que le concediésemos una segunda oportunidad a la perra. Y así lo hicimos.

Una familia de Barcelona se interesó por ella y finallmente pudimos formalizar su adopción.


La familia nos cuenta que están muy contentos con ella. Menos mal!! Por fín MORA ha encontrado su sitio.




Muchísimas gracias a esta familia por ofrecerle esta segunda oportunidad que ella necesitaba. Nuestro más sincero agradecimiento.


Que seas muy feliz, pequeña.

RECAL

No hay comentarios: