domingo, 4 de agosto de 2013

MASTÍN VIEJITO TIRADO A LA BASURA



Las cosas no son fáciles en la perrera. Sobre todo cuando llegas y te encuentras a un pobre perro atado en el contenedor de la basura.


Es muy fuerte tener que presenciar estas cosas, ver cómo la crueldad de algunas personas no tiene límite.

Ya no es sólo por el hecho de haber abandonado al pobre animal como si de basura se tratara. Lo que más nos duele es el padecimiento que vemos que ha tenido que soportar.

Lo encontramos lleno de pulgas y garrapatas.






El pobre completamente en los huesos y conleishmania probable tal y como estaba el estado de su piel.
Muy viejito.
Pobre perro.  


Lo único que pudimos hacer por él fue darle una muerte digna, para que descansara ya de tanto sufrimiento.

Cómo alguien pudo permitir que el animal estuviera en esas condiciones, no nos entra en la cabeza.

¿Cómo puede haber gente así?

Nos queda el consuelo de que te dormiste y ya no volverás a despertar en la pesadilla que fue tu vida.

RECAL

1 comentario:

mateo dijo...

k pena .