miércoles, 9 de abril de 2014

JUDITH

 

Todos los perros de la perrera añoramos una oportunidad.


Todos los perros de la perrera queremos que nos quieran,


que nos mimen,
 

queremos jugar.


Yo, soy Judith.

Aunque soy de pura raza, también he sufrido el abandono, como muchos de mis compañeros.

En la perrera han visto que traigo conmigo una herida antigua en la cabeza, ya cicatrizando, señal de los malos momentos.
 

 
Esos malos momentos que espero que pasen pronto.

Ojalá alguien me de una oportunidad.

Una oportunidad para ser feliz, por fín.

Una oportunidad para ser feliz por primera vez en la vida.

No dejaré de mirar hacia la puerta, esperando que algún día se abra para mí.


Para JUDITH

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esa puerta se abrió, judiht lleva meses con nosotros, la mimamos, la cuidamos, la queremos, jugamos y ella nos demuestra todo eso protegiendonos, mimandonos y queriendonos. Es nuestra niña.