martes, 2 de diciembre de 2008

ROUSE, UNA PERRITA CIEGA




A ROUSE, la vieron por primera vez deambulando por un parque de nuestra localidad, el Parque de la Piedad. Totalmente desorientada debido a su ceguera, terminó por adentrarse en la ermita ubicada dentro del término del propio parque.

Muchas personas de las que se encontraban en ese momento en el parque, incluido el propio párroco, se mostraron preocupadas por ella al advertir su minusvalía.

No sabemos cómo pudo llegar allí, así como tampoco sabemos nada de su vida hasta entonces, pero sí sabemos lo que ocurrió después.

La perra, una bretona blanca con parches marrones de unos seis años de edad, de un carácter extremadamente dócil y cariñoso, permaneció a nuestro cuidado desde entonces.

Los miembros de RECAL desde el mismo momento de entrada de la perra en las instalaciones hicieron un esfuerzo titánico por difundir su caso entre animalistas con motivo de encontrarle un adoptante que pudiera ofrecer a la perra un nuevo hogar para que ella pudiera reconocer cada rincón y dejase de darse golpes, tal y como sucedía en las instalaciones de la perrera.

Por fin, la adopción se llevó a cabo. La perra se encuentra actualmente en Madrid y su adoptante prefiere permanecer en el anonimato.

Nos cuentan que ROUSE se adaptó fenomenal y que se hizo amiga del resto de perros de la casa, cosa que no extraña para nada a los miembros de la protectora que ya pudieron comprobar su carácter bonachón y amigable ya que la perra siempre estaba acurrucada junto a un galgo que había sido operado al sufrir una fractura, haciéndole compañía.

Desde aquí, gracias a todos los que os preocupásteis por ROUSE y, gracias sobre todo a su adoptante.

NOTA: La primera foto es de ROUSE en Madrid. La segunda está tomada en las instalaciones de la perrera.

No hay comentarios: