lunes, 18 de noviembre de 2013

CACO

 
Este pequeño ha llegado a la perrera. El cómo alguien puede abandonar a un perro así, no nos lo explicamos.

El pobre es un cacho de pan, si parece que no hay perro. 

 

No le hemos oído ladrar y también es muy bueno con sus compañeros.

Está deseando que le digan cosas y que lo acaricien.


Lo está pasando muy mal en la perrera. Cada día que pasa lo vemos más triste y alicaído. Necesita salir urgentemente de allí.

Por favor, difundirlo, ayudarnos a conseguirle un nuevo hogar.

 
Tiene un año y  medio de edad, mide 27 centímetros y pesa 5 kg y, como os decimos, lo mejor de todo es su carácter. 

GRACIAS

RECAL

No hay comentarios: