martes, 12 de noviembre de 2013

CONTINUAMOS TRABAJANDO


La vida en la perrera no es fácil. Aunque cuidamos de todos y cada uno de los perros que allí albergados, no es un hogar propiamente dicho, no es lo que ellos necesitan.

Hay perros que se adaptan mejor y otros peor, como es el caso de Mr. Spock o Chata.



Son perros muy nerviosos y el stress de la perrera hace que no pongan peso. Por eso tenemos que cuidar especialmente de ellos y darle de comer un suplemento.

Hay otros perros que son sumisos, como es el caso de Jairo, Leslie o Justino, a los que su timidez les impide comer delante de otros perros.


 

Y luego está el caso de Amelio que se lleva bien con su compañera de canil, Kirona, pero que a la hora de comer ésta no le deja ni una bola de pienso.


A todos estos perros, como os comentamos, tenemos que darles un suplemento. Lo que usamos son latas de comida para perros, de esas que valen un euro en cualquier supermercado. Les encantan.

Y, para ello, hemos abierto una campaña de recogida de latas y salchichas en el Instituto ARROYO HARNINA de Almendralejo, el cual se ha ofrecido amablemente a ayudar a éstos y otros perros. Gracias en especial a Conchi Martín, que está luchando mucho por los animales de la perrera.



Alumnos de este mismo instituto están colaborando en aliviar el stress a estos perros sacándolos a pasear.








Gracias a todos ellos desde aquí.

Por otro lado, continuamos con nuestro trabajo en la perrera después del largo y complicado octubre.

En esta ocasión nos hemos centrado en las fichas identificativas de los perros, en hacer las que faltaban de los perros nuevos y en rehacer fichas dañadas.






Y hemos cambiado paneles que estaban en mal estado.










Hay mucho por hacer, así que durante los próximos días continuaremos trabajando.

Os mantenemos informados.

GRACIAS

RECAL

No hay comentarios: